Consejos imprescindibles para circular con seguridad en pendientes nevadas: ¡subirlas será pan comido!

circulando con la calzada nevada las pendientes se deben subir

Cuando nos encontramos con una calzada nevada, debemos extremar las precauciones al circular por pendientes. La nieve crea una superficie resbaladiza que dificulta el agarre de los neumáticos al asfalto, lo que puede hacer que subir pendientes sea más complicado y peligroso. Es importante conocer algunas recomendaciones para enfrentar esta situación de manera segura.

En primer lugar, es fundamental asegurarse de tener neumáticos adecuados para la nieve. Los neumáticos de invierno o con clavos brindan mejor tracción en condiciones de nevada y hielo, facilitando el ascenso por pendientes. También es recomendable reducir la presión de los neumáticos, ya que esto aumenta la superficie de contacto y mejora la tracción.

Además, es esencial mantener una velocidad constante y evitar aceleraciones o frenadas bruscas al subir una pendiente con calzada nevada. Esto ayuda a evitar que las ruedas patinen y pierdan tracción. Utilizar una marcha más baja también puede ser útil para aumentar el torque y el control del vehículo en estos terrenos difíciles.

Recuerda: No sobrepasar a otros vehículos en zonas de subida de pendientes con calzada nevada, ya que podrías perder tracción y poner en riesgo la seguridad de todos los conductores. Mantén una distancia adecuada de seguridad y cede el paso cuando sea necesario.

En conclusión, cuando nos enfrentamos a calzadas nevadas y pendientes, debemos tener en cuenta elementos como los neumáticos adecuados, la velocidad constante y una conducción suave y controlada para subir de manera segura. Recuerda siempre tomar las precauciones necesarias y respetar las normas de tráfico en estas condiciones adversas.

Deja un comentario